Implantes dentales en Diabéticos?

Implantes dentales en Diabéticos?

Los implantes dentales se deben usar para reemplazar la ausencia de uno o varios dientes, los casos pueden ser:

Anodoncias: Diente que nunca nació.
Traumas: Golpes durante la masticación o fracturas debidas a accidentes.
Enfermedades sistémicas: Enfermedad sistémica de base que podrían causar enfermedades de origen periodontal.
La mayoría de las personas pueden acceder a un implante dental siempre y cuando estén en condiciones de salud controladas y se haya terminado la etapa de crecimiento.

Pero, ¿Se puede poner implantes dentales en un paciente diabético?

En el caso de pacientes con diabetes se requiere de un estudio previo para poder acceder al tratamiento con implantes.

Esta es una de las enfermedades más estudiadas por los especialistas en todo el mundo, uno de cada once adultos la sufre, y las personas mayores de 60 años tienen mayor prevalencia.

La diabetes es un desorden metabólico que consiste en una elevada concentración de la glucosa en la sangre, esto trae como consecuencia algunos problemas como la síntesis del colágeno el cual es fundamental para nuestro organismo especialmente en los procesos de cicatrización, pero si hay un paciente diabético no controlado está contraindicado frente a la cirugía de implantes. Mientras que el paciente diabético controlado NO está contraindicado para la intervención.

La implantología dental en caso de los pacientes con diabetes presentan un mayor riesgo de padecer infecciones tanto alrededor del diente –periodontitis- como en el implante –periimplantitis- al no favorecer su cicatrización.

Para verificar el estado de salud del paciente diabético es importante tener una buena relación con tu médico tratante, realizar las consultas necesarias y así mismo ordenar los exámenes que permitan tener la certeza del que el paciente se encuentre en buenas condiciones.

Si el paciente diabético está controlado y reúne todas las condiciones, se puede proceder con la intervención quirúrgica y generalmente, o de acuerdo a la investigación, este paciente tiene unas tasas de éxito similares al paciente que no padece la enfermedad.

Conclusiones:

Se puede concluir que la diabetes NO es una contraindicación para considerar a un paciente no apto para implantes dentales. Lo más importante es hacer la valoración adecuada que permita concluir que el afectado es apto para el procedimiento.

No Comments

Sorry, the comment form is closed at this time.